Puerto Aysen.- A primeras horas de este martes 27, unos “avezados y valientes delincuentes”, intentaron ingresar a robar a una funeraria, ubicada en calle Sargento Aldea, pleno centro de Puerto Aysén. Grande fue su sorpresa, cuando en medio de los ataúdes y las flores los sorprende alguien, y en una fracción de segundos arrancaron del lugar.

Jorge Quintul, dueño de la funeraria “María Belén”, dijo que sintió un ruido mientras dormía y al dirigirse a su local sorprendió a los antisociales.

“Yo pernocto aquí en la misma funeraria y alrededor de 06:45 horas, sentí fuertes empujones en la puerta principal de la funeraria, me levanté y me estaba vistiendo cuando sentí un golpe, reventaron un vidrio de las vitrinas. Alcance a ver a tres personas, logré identificar a dos, quienes reventaron los vidrios donde tengo los arreglos florales, sustrayendo varios de ellos, pero no se los llevaron todos, porque algunos quedaron botados en la calle”.

El emprendedor aisenino, hizo ver su molestia por la demora en la llegada del personal de Carabineros, ya que la Comisaria está a menos de dos cuadras del lugar donde ocurrió el hecho.

“Yo llame inmediatamente a Carabineros, los cuales no me respondieron, yo estaba un poco molesto por eso. Llegaron alrededor de las siete de la mañana, pasado quince minutos y me dicen que no tenían personal en ese momento. Así es que, principalmente son los daños y la frustración, porque uno está recién comenzando”.

Jorge Quintul, lamentó que este tipo de hechos se estén volviendo un tanto recurrente en Puerto Aysén. Cabe señalar que, Carabineros habría detenido al menos a dos de los delincuentes que habrían participado de este ilícito.