Una situación extraña y preocupante es la que han evidenciado a través de las redes sociales vecinos de Puerto Aysén, en específico algunos pobladores del sector Pangal Bajo, a unos ocho kilómetros de la porteña ciudad, ya que en el acceso a sus viviendas, en particular sus cercos están siendo “marcados” con una raya de pintura blanca.
Puerto Aysen.- Esto es bastante visto en otras ciudades del país, donde los delincuentes tienden a “marcar” las casas donde pretenden ingresar a robar, por ello, la inquietud de la población.Es así que algunos vecinos han optado por poner en antecedente de lo que está ocurriendo, a personal de la Segunda Comisaria de Carabineros.
Agracelia Pérez, es una adulta mayor de 70 años, quien vive sola en el sector antes indicado y se encuentra muy delicada de salud. Esta semana se percató de la pintura que había en su cerco y una de sus hijas decidió acercarse hasta Carabineros, para dar cuenta de lo que estaba ocurriendo.
“Ese día seria antes de las nueve tienen que haber pasado a marcar el portón de mi casa con pintura blanca. Cuando llegó mi hija me dijo esta el portón pintado de blanco y eso no es bueno me dijo, ahí me asuste y fue mi hija a Carabineros a poner una constancia. Así es que, dijeron que iban a venir a hacer una ronda, pero no hemos visto nada, a ningún carabinero”.
La vecina del sector Pangal Bajo, debido a su complicado estado de salud debe dializarse permanentemente y se encuentra ahora con otra preocupación, por inescrupulosos delincuentes que estarían utilizando esta cobarde y estúpida forma de quitarle lo que a muchas familias les ha costado años tener.
Por ello, la señora Agracelia hace un llamado a Carabineros a realizar rondas preventivas y así entregar seguridad al sector, ya que su vivienda no sería la única afectada por esta desagradable y preocupante situación, ya que en el lugar se ha incrementado notoriamente la cantidad de personas y familias que han optado por vivir en esta área rural de la comuna de Aysén.