En el mes de septiembre del año pasado, en las cercanías del túnel Farellón de la ruta Aysén Coyhaique, se registró un accidente de extrema gravedad, el cual habría sido protagonizado por un funcionario del Ejercito, quien manejaba su móvil en estado de ebriedad y a consecuencia de ello, resultaron tres personas fallecidas.
Puerto Aysen.- Según lo explicado por el fiscal jefe de Puerto Aysén, Alex Olivero, el caso se había paralizado, ya que la defensa del imputado presentó un requerimiento para que su defendido no sea juzgado por la ley Emilia.
“Este caso había estado paralizado por un recurso que había interpuesto el abogado defensor ante el Tribunal Constitucional, para efectos de que no se le aplique la ley Emilia. Se continuo la tramitación de la causa, se hizo la audiencia de preparación de juicio oral y ahora tenemos audiencia de juicio oral el día 13 de noviembre, en el Tribunal de Coyhaique”.
Se espera contar con todos los testigos del caso, en el que la Fiscalía solicitará 8 años de presidio efectivo en contra del funcionario del Ejército. “En esa ocasión se espera llevar a los testigos, peritos y todo lo que sea pertinente, con el objeto de acreditar el hecho y la participación del imputado. En este caso, se está pidiendo la pena de ocho años de privación de libertad efectiva”.

LOS HECHOS

El fiscal Olivero, recordó también como habrían sucedido los hechos, “el imputado conducía su vehículo desde Coyhaique a Aysén y las victimas se desplazaban desde Aysén a Coyhaique. El imputado debido a su estado de ebriedad, habría perdido el control de móvil y habría chocado de frente con el vehículo, provocando la muerte de tres personas”.
El imputado en la actualidad se encuentra en prisión preventiva y por su condición de uniformado, la Corte dispuso que cumpliera esta medida en un recinto militar y es por ello que hoy se encuentra en la ciudad de Santiago.