Jefe comunal insistió en que el seremi de Bienes Nacionales, Alejandro Escobar, debe renunciar y se manifestó sorprendido “por la liviandad con que la intendenta abordó esta grave situación, donde además existe un silencio cómplice del gobernador de la Provincia Capitán Prat y la seremi de la Mujer”.

Tortel.- Molesto se manifestó el alcalde de Tortel, Bernardo López, luego de las declaraciones de la Intendenta de Aysén, Geoconda Navarrete, respaldando al seremi de Bienes Nacionales, Alejandro Escobar, quien catalogó de “viejas de mierda” a dirigentas de la comuna en una reunión online sostenida a través de la plataforma Zoom.

Para el jefe comunal la situación ocurrida es de extrema gravedad y representa “la violencia de género e intolerancia de este seremi con las dirigentas de Tortel, por lo mismo, nos sorprende que la Intendenta respalde este tipo de conductas y no solidarice con mujeres esforzadas que tanto aportan a nuestra comuna y que hoy han sido denigradas en su labor, por una persona que cree que puede decir lo que quiera por ser autoridad”.

López confirmó que las dirigentas sociales realizaron una presentación a la Contraloría General de la República por que consideraron que esta situación vulneró sus derechos administrativos en el marco del trabajo que debe desarrollar Bienes Nacionales. “Cuando el seremi se niega a sostener un reunión con las dirigentas está haciendo abandono de sus deberes como autoridad sectorial y servidor público”, puntualizó.

El edil agregó que “recibió el llamado del seremi, Alejandro Escobar, a altas horas de la noche, victimizándose, negando lo ocurrido y pidiendo disculpas, cuando a quien se le deben pedir las disculpas públicas es a las dirigentas sociales de nuestra comuna, que fueron denigradas y ofendidas por esta autoridad de gobierno”.

Finalmente, el alcalde de Tortel señaló que “como la Intendenta no fue capaz de ejercer su autoridad como representante del Presidente en la región y solicitar la salida del seremi, esperamos que el Ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, tome las medidas que corresponden frente a este grave hecho y que el gobernador de la Provincia Capitán Prat, Gustavo Márquez y la seremi de la Mujer, Magali Pardo, saquen la voz y dejen de ser parte de este silencio cómplice y encubridor, ya que esta misma situación le puede ocurrir a las dirigentas de Coyhaique, Puerto Aysén, Puerto Cisnes o Melinka”.