Este lunes 31 de agosto en el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique y mediante la plataforma zoom a razón de la pandemia, se dio inicio al juicio por el delito de fraude al fisco en contra del imputado Nolberto Francisco Martínez Velásquez, quien sería el responsable en la pérdida de más de 150 millones de pesos, desde las arcas del Departamento de Educación Municipal de Aysén.
Puerto Aysen.- Para la Concejala, Ximena Novoa, estos son hechos que se deben aclarar por el bien de la educación municipal de la comuna. “Uno espera que tengamos los mejores resultados, son dineros que fueron sustraídos, dineros que les corresponden a los niños de la comuna de Aysén, esperamos que sean devueltos, que se logren recuperar, no es menor la cantidad”.
La Concejala Novoa, cree firmemente que si existen otros involucrados, también deben asumir su responsabilidad ante estos hechos. “Si hay más involucrados se deben dar a conocer y sean castigados con el máximo rigor de la ley. Hemos esperado tanto tiempo para que se desarrolle este juicio, casi cuatro años, casi un periodo completo de Concejales, ya que, cuando nos decidimos a denunciar fue el primer año y ya estamos por concluir y estamos viendo recién los resultados”.
De acuerdo a la información proporcionada por el Ministerio Publico en otras oportunidades, el imputado Nolberto Francisco Martínez Velásquez, se desempeñaba en el Departamento de Educación Municipal de Puerto Aysén, desde el año 1981 hasta Abril de 2017, en labores administrativas de apoyo en el proceso de pago de remuneraciones al personal docente y de apoyo.
En estas funciones, Martínez Velásquez, confeccionaba una planilla con el detalle de las cuentas presupuestarias de gastos de personal, planta, contrata y código del trabajo, en que se indicaba los montos totales en dinero a imputar a cada cuenta. Después de ese proceso, generaba el decreto de pago que se entregaba para revisión y autorización de diversas jefaturas.
Es en este contexto, el imputado Nolberto Martínez Velásquez, desde el mes de junio del año 2009 a marzo de 2017, procedió a falsificar las planillas de personal del Departamento de Educación Municipal de la Municipalidad de Aysén destinadas al pago de remuneraciones, alterando su contenido e incorporando al menos a 2 ex docentes, quienes habían dejado de prestar servicios al Municipio, con el objeto de generar obligación de pago de remuneración respecto de ellas.
De acuerdo a la acusación de la Fiscalía y en base a las diligencias efectuadas por la PDI, el imputado defraudó el patrimonio de la Municipalidad de Aysén, por un monto de $155.794.596.