En el marco del programa FNDR de Difusión y Educación Ambiental en Calidad del Aire, financiado por el Gobierno Regional de Aysén y cargo de la Seremi del Medio Ambiente, el equipo de profesionales se trasladó hasta la comuna de Mañihuales para compartir con la comunidad una serie de charlas sobre cómo ayudar a prevenir la contaminación atmosférica, producto del mal uso de la leña para calefacción y cocción de alimentos.

En la oportunidad, las profesionales del programa de Educación Ambiental en Calidad del Aire, se reunieron con las educadoras del Jardín Infantil “Arboliris” y dirigentas de la Junta de Vecinos “Las Chacras”, donde pudieron explicar y conversar con los participantes, sobre los efectos dañinos de la contaminación del aire en la salud de las personas y cómo, desde el rol de cada uno, dentro de la comunidad, pueden comenzar a realizar un trabajo preventivo.

La Educación Ambiental
“Este programa de educación y difusión es un pilar fundamental de nuestro Plan de Descontaminación Atmosférica, por eso hemos redoblado los esfuerzos, acomodando nuestro despliegue al contexto de pandemia, para alcanzar a todos los rincones de nuestra región. Desde ahí estamos muy agradecidos de la recepción de los establecimientos educacionales, las juntas de vecinos y organizaciones sociales que nos han abierto las puertas, ya sea de forma virtual o presencial, porque la participación el diálogo que hemos recogido en cada una de estas reuniones nos confirma que este es el camino a seguir”, agradeció la Seremi del Medio Ambiente, Mónica Saldías.

El abordaje de la educación ambiental desde el Ministerio del Medio Ambiente, se basa en el reconocimiento de que los problemas ambientales, como la contaminación atmosférica, deben contar con la implementación de planes y normas, pero deben además ser reforzados mediante procesos educativos que son imprescindibles para el cambio de valores y actitudes que propendan hacia la co-responsabilidad en la ciudadanía y las buenas prácticas. A través de este programa FNDR se espera desarrollar las capacidades individuales y colectivas para establecer una nueva relación entre la comunidad regional y el medio ambiente.

La Presidenta de la Junta de Vecinos, Beatriz Oyarzo, destacó el valor de la charla y la conversación, indicando que “como comunidad debemos empezar a trabajar en el tema de contaminación que a diario provocamos también nosotros mismos con el tema de la leña. Creo que es necesario que nuestros vecinos empiecen a conocer como minimizar los efectos para el medio ambiente”.

Por su parte, las educadoras del Jardín Infantil “Arboliris”, quienes participaron activamente de la actividad, destacaron los contenidos y consejos sobre cómo comenzar a trabajar junto a su comunidad educativa en la prevención de la contaminación del aire en su localidad.
Así también, la Directora del Jardín Infantil, Carmen Gloria Rubilar, se mostró satisfecha con la actividad, indicando que “creo que hemos aprendido muchas cosas, cosas que a lo mejor sabíamos, cosas que a lo mejor también hacíamos en nuestras casas y que no se deben hacer. Con esto, nosotras vamos a poder también entregar información a las familias de los niños y niñas que asisten a este jardín y también a la comunidad en general”.

El programa FNDR de Difusión y Educación Ambiental en Calidad del Aire continuará con un fuerte despliegue territorial, donde mediante diversas actividades, esperan recorrer la región de Aysén convocando a establecimientos educacionales, municipios, organizaciones sociales y comunitarias.