Con motivo de apoyar en el cuidado y resguardo de la salud mental de los profesionales de la educación durante el actual contexto de crisis sanitaria por covid-19 es que, el Programa Habilidades para la Vida de Junaeb y que ejecuta la Ilustre Municipalidad de Aysén por medio de su Dirección de Educación (DEM Aysén) continuó entregando contención a través de la creación de elementos manuales vía telemática. En esta oportunidad la confección se realizó en base a la arcilla, entregando un momento de distención y compañerismo que algunos no recordaban desde su paso por el sistema educativo como estudiantes.

Al respecto, el director de la Educación Municipal de Aysén, Gonzalo Vargas Pizarro, remarcó que “estamos muy preocupados por la salud mental de tanto nuestros estudiantes, pero también, de nuestro equipo de trabajo. Durante estos tiempos de pandemia las modalidades de trabajo han cambiado, de hacer clases desde la casa, a veces tener doble trabajo porque bien sabemos que tenemos profesores o asistentes de la educación los cuales junto con atender sus labores profesionales deben atender a las familias, preocuparse por los hijos, las tareas y realmente eso genera triple trabajo y que afecta la salud mental”.

El personero municipal de educación agregó que para poder enfrentar la actual situación generada por la pandemia han podido contar con el apoyo de los profesionales del programa Habilidades para la Vida, quienes han sido los responsables de crear diversos instrumentos para llevar a cabo de estas acciones. Actualmente, tras la primera instancia efectuada con la confección de guateros de semillas, se desarrollaron trabajos en arcilla y de prontamente labores en telar. Talleres los cuales, según detalló Vagas Pizarro han tenido una alta recepción por parte de los docentes.

Mientras que, Loreto Salazar Soto, coordinadora del HPV (Etapa II) explicó que “en esta ocasión nosotros quisimos centrarnos en lo que es la creación de maceteros de arcilla, a medida que íbamos pensando en este autocuidado, pensado en los actores de la comunidad educativa principalmente para los docentes, es que nos fuimos dando cuenta que la arcilla tenía distintas propiedades terapéuticas. Por ejemplo: Colabora con lo que es la concentración, la distención y también se menciona incluso como un método catártico”.

Finalmente, Carla Bórquez Arancibia, coordinadora del Programa de Integración Escolar de la Escuela Aysén compartió su experiencia, indicando que “ha sido maravillosa, primero con los guateros, tengo uno que me acompaña día a día y fue en realidad mi primer acercamiento a realizar manualidades y fue muy linda la experiencia de compartir con mis colegas. Además, de tener un momento para uno en medio del teletrabajo y el último taller que hicimos de los maseteros, años que no había trabajado con greda, ya que una desde el colegio deja de hacer ese tipo de cosas y fue súper linda la experiencia también de compartir con mis colegas un momento de relajo, de reírnos, además las chicas de HPV son súper amorosas”, puntualizó la profesional de la Escuela aysenina.