Coyhaique.- El Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), a través de su programa Casa Integral de Juventud (CIJ) y con el apoyo del Centro Cultural Coyhaique, está realizando un taller gratuito de Yoga, iniciativa que tiene  como objetivo  entregar herramientas de movimiento, autoconocimiento,  respiración y relajación  a los jóvenes que practican esta disciplina.

Sobre la iniciativa el Director Regional de INJUV Aysén, Ignacio Sepúlveda, sostuvo que  “los diferentes  talleres gratuitos que ofrece INJUV buscan generar espacios que permitan a la juventud aprovechar de forma positiva su tiempo y  fortalecer cada día más la participación de nuestros jóvenes ayseninos. Los invito a seguir participando de las distintas actividades que estamos realizando este verano”.

Nicolás Jaque, joven beneficiario señaló que “el taller es muy entretenido, nos relaja bastante y espero se sigan realizando este tipo de actividades, ya que son gratuitas y nos permiten aprovechar nuestro tiempo libre de buena forma”.

En tanto Camila Asenjo  indicó que “el taller nos ha enseñado diferentes técnicas de relajación y eso es muy positivo, ya que podemos practicar Yoga también en nuestros hogares. Es importante que se realicen iniciativas como estas puesto que en Coyhaique no hay muchos talleres de Yoga que sean gratuitos

Las clases comenzaron el 19 de febrero y se están desarrollando en el Centro Cultural Coyhaique desde las 18:30 horas. Aún los jóvenes interesados que quieran participar pueden inscribirse al correo mmontecinos@injuv.gob.cl, llamar al 67-2214762 o a través del Fan Page INJUV Aysén, las fechas disponibles son; viernes 23, lunes 26, miércoles 28 de febrero  y viernes 2 de marzo.

¿Qué es Yoga?

El Yoga es un método de perfeccionamiento humano que abarca el cuerpo, la mente y el espíritu, y que tiende a la comprensión profunda de la naturaleza esencial del hombre y de lo que este necesita, para vivir en armonía consigo mismo y con el medio ambiente.

Dicho método tiene en cuenta la relación recíproca entre el cuerpo y la mente, y para mantener ese equilibrio combina todos los movimientos que necesitamos para asegurar la salud física con las técnicas de meditación que han de asegurarnos la paz mental. El cuerpo es visto como un vehículo para el alma.

Esencialmente su práctica favorece la salud, equilibra la mente, proporciona paz al espíritu, ayudándonos a comprender nuestra mente aumentando el conocimiento de uno mismo.