Más de 5 mil cirugías, 71 mil consultas en policlínico de especialidades, incorporación de 19 especialistas, aumento en las atenciones dentales y la creación de nuevas unidades como UTI Pediátrica y Hospitalización Domiciliaria, son parte de los hitos dados a conocer a la comunidad regional.

Más de cien personas se reunieron en el auditorio del Servicio de Salud para ser parte de la Cuenta Pública Gestión 2017 del Hospital Regional Coyhaique, instancia donde se dieron a conocer los principales hitos –positivos y negativos- que marcaron al único hospital de alta complejidad de la región de Aysén durante el año recién pasado.

Gestión financiera; inversión y equipamiento; actividad asistencial; índice de satisfacción usuaria; nuevos procedimientos clínicos; número de pacientes trasladados; y especialidades médicas reforzadas, entre otros, fueron los tópicos abarcados en esta instancia, donde autoridades, funcionarios y usuarios mostraron su interés por conocer el diagnóstico de la salud pública regional reflejada en el principal centro hospitalario de Aysén.

“Tenemos que dar a conocer a la comunidad el proyecto institucional del HRC en varios aspectos. Uno de ellos, es recuperar el equilibrio financiero presupuestario, que convoca las voluntades  políticas, institucionales y técnicas para analizar la situación y presentar ante las autoridades regionales y nacionales que efectivamente nuestro hospital requiere mejorar su presupuesto en relación al gasto”, sostuvo Jaime López, director del Hospital Coyhaique, agregando que “estamos avanzando en capacidad resolutiva tanto en actividad quirúrgica como en atención, lo que significa mayores costos, y la comunidad tiene que estar al tanto de ello”.

En ese sentido, López destacó el estudio preinversional del Hospital Regional Coyhaique, el que se encuentra en proceso de licitación y sentará las bases para un nuevo centro hospitalario. “Tenemos que fortalecernos como comunidad hospitalaria y regional, aspirando a tener el mejor centro asistencial que podamos en un plazo aproximado de 10 años”, dijo.

Además de datos duros, una de las motivaciones de esta Cuenta Pública fue acercar la realidad hospitalaria a la comunidad, contando también con la participación de la artista regional Sandra Bórquez, quien declamó un extracto de “Historias de Viaje”, bitácora que recorre los últimos días de su padre, que tras ser diagnosticado de cáncer, tuvo que –al igual que mucho ayseninos- ser trasladado a Valdivia para recibir el tratamiento indicado.

“Me parece muy bueno humanizar las cifras y los logros tecnológicos, porque detrás de cada gráfico hay gente que está esperanzada. Agradezco que en este tipo de actividades se incorpore la parte más humana ”, puntualizó la escritora, reconociendo también el aporte de la reciente Unidad de Oncología del HRC, que en el año 2017 atendió a 910 pacientes con cáncer, de los cuales 223 están recibiendo tratamiento en la región de Aysén.

ASISTENTES

Uno de los asistentes al evento fue el presidente del Consejo Regional Aysén del Colegio Médico, Dr. Franklin Fournier, quien además de reconocer la calidad de la información entregada, destacó los avances en materia de generación de especialidades, donde junto con traer nuevos médicos a la región, se debe avanzar en generar equipos de trabajo con insumos que complementen la labor de los facultativos.

“Esta Cuenta Pública mostró claramente cómo funciona el hospital y las dificultades que tiene cada directivo para poder llevar adelante un proyecto tan grande. Esperamos que se siga dando énfasis a lo que falta en nuestra región, formar equipos de especialidades, adquirir insumos y mejorar la infraestructura, tanto para dar una mejor atención como para que la labor médica se realice de mejor manera,  con perspectivas laborales para que los colegas quieran venir a trabajar a Aysén, y los que están aquí no se sientan atraídos por otros centros más grandes del país”, indicó Franklin Fournier.

Visión similar es la que sostiene Margarita Arismendi, presidenta del Consejo de Desarrollo Hospitalario del HRC, quien hizo hincapié en la importancia de la participación ciudadana en salud para mejorar aspectos que efectivamente beneficien a la población local.

“Como representante de la comunidad me voy muy satisfecha. Era lo que queríamos escuchar: lo bueno y lo malo. Hemos avanzado en muchas cosas, con un staff de médicos especialistas que cualquier clínica privada quisiera tener, y este año subimos en la calidad del trato al usuario por parte de los funcionarios, que era un reclamo constante de la ciudadanía. Eso también es muy positivo”, declaró la dirigenta social.