Muchas veces se cree que los subsidios del Estado sólo están dirigidos a las familias de más escasos recursos y, aunque son mayoritariamente para ese segmento de la población, hay algunos que buscan beneficiar a los sectores emergentes.

Para ellos, el Ministerio de Vivienda anunció que a partir del próximo 9 de abril y hasta el 20 del mismo mes, estará abierta la postulación nacional para el Sistema Integrado de Subsidio Habitacional D.S.1, destinado a familias de sectores medios que no son propietarias de una vivienda y que tienen posibilidades de complementar la compra con recursos propios o crédito hipotecario.

Este programa está dirigido a personas – y no a comités- que no son propietarias de una vivienda, pero que además, poseen capacidad de ahorro y posibilidades de complementar, con recursos propios o crédito hipotecario, el financiamiento de la obra.

La Región de Aysén, por ser zona extrema, alcanza un subsidio, en la modalidad compra de vivienda usada, mayor que el de otras zonas del país. Así, para el Título I, tramo 1, el monto máximo del subsidio es de 700 U.F, para viviendas de un valor que no supere las 1.000 U.F. y con un ahorro mínimo de 30 U.F. y sin posibilidad de solicitar crédito hipotecario. Para el tramo 2, en tanto, el valor máximo de la vivienda es de 1.600 UF, con un subsidio que varía entre 300 y 640 U.F. y un ahorro mínimo de 40. En este caso para complementar el valor total, sí es posible optar a la alternativa del crédito hipotecario.

El Título II, en cambio, permite acceder a viviendas de hasta 2.400 UF, con un subsidio de entre 140 y 525 unidades de fomento, donde se exige un ahorro mínimo de 80 UF.

Este beneficio permite también la postulación para construir viviendas en sitio propio, modalidad conocida como “densificación predial”, donde el Estado subsidia con 700 y 450 U.F., según el título al que se postule.

Viviana San Martín, jefa de la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencia (Oirs) del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), de la Región de Aysén, explica que entre los requisitos para postular a este subsidio habitacional, están el tener al menos 18 años de edad, contar con cédula de identidad vigente, mientras que los extranjeros deben presentar su cédula de identidad para extranjeros con permanencia definitiva. Todos los postulantes deben, además, contar con una cuenta de ahorro para la vivienda con, al menos, 12 meses de antigüedad.

La representante del Serviu comentó que aprovechando que aún queda más de un mes para comenzar las postulaciones “los interesados pueden venir hasta nuestras oficinas (Freire N°5, Coyhaique) para interiorizarse de las formas de postular y los requisitos específicos”.

Además, toda la información y las reservas de horas para la postulación, están disponibles en www.minvu.cl