A partir del 25 de enero, y hasta la primera semana de marzo funcionará este programa educativo, diseñado especialmente para niños y niñas de JUNJI en verano

Coyhaique.- Para aquellas familias en que los padres o adultos responsables de niñas y niños trabajan durante el verano y no cuentan con redes de apoyo para el cuidado de sus hijos, el programa Jardines Infantiles de Verano de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), es una alternativa de calidad, gratuita y con el sello de la JUNJI.

Durante el lanzamiento de este programa educativo, donde se entregó una muestra de las actividades que realizan los niños y niñas, entre ellas, el baile y percusión con batucadas regionales, desarrollo de ejercicios con monitores del IND, pinturas y exploraciones, la representante de la directora regional de JUNJI, y supervisora técnica regional, Dina Barría, sostuvo: “Este es un jardín alternativo, estacional, que se autoriza para los meses de enero y febrero, y que cubre las necesidades de las madres y padres que trabajan y que no cuentan con alguna red de apoyo en el periodo de verano, cuando los jardines infantiles cierran para darle vacaciones al personal, y los niños y niñas que lo requieran puedan mantener este beneficio”.

En la Región de Aysén esta alternativa educativa está funcionando en el jardín infantil “Gabriela Mistral” de Coyhaique, donde asisten 50 niños y niñas.

Esther Rodriguez profesional de la Subsecretaria de Educación Parvularia, en representación del seremi de Educación, destacó: “Es una excelente oportunidad para las familia, para los padres y madres que trabajan en el verano y que sus hijos puedan ser atendidos con educación de calidad en este jardín infantil”

En los “Jardines Infantiles de Verano” los niños reciben cuatro comidas saludables al día, se les inculca un estilo de vida saludable y desarrollan actividades de esparcimiento, lúdicas y motivadoras, propias de las vacaciones, tales como juegos, paseos al aire libre y actividades en el agua, siempre con seguridad. Además el programa es flexible, ya que los niños pueden elegir los materiales y espacios educativos.

Paola Miranda, encargada del Jardín de Verano de JUNJI 2018, explicó que el jardín de Verano tiene una característica particular, la cual es no seguir con la continuidad del proceso pedagógico y habitual que se realiza durante el año, sino que más bien ofrece un espacio para que los niños vivan el verano dentro del jardín infantil con actividades lúdicas, recreativas, y que también aprovechen las condiciones climáticas que mejoran en este periodo.

El Jardín de Verano, funciona entregando educación parvularia durante el mes de febrero en algún jardín de administración directa de Coyhaique.  Asisten párvulos antiguos que se encuentran matriculados durante el año.