El pasado lunes la Corte de Apelaciones de Coyhaique debía conocer la apelación presentada por Fiscalía en contra de la decisión adoptada por el Juzgado de Garantía de Cisnes, que decretó como medida cautelar, el arresto domiciliario total para S.A.C.G. imputada por el delito de parricidio, ocurrido la semana pasada en Raúl Marín Balmaceda.

Sin embargo, al desistir Fiscalía de continuar con su apelación, la decisión del Juzgado de garantía quedó a firme y la mujer permanecerá en arresto domiciliario mientras se desarrolle la investigación en su contra.

La defensora pública, Oriana Macías explicó que su defendida permaneció en la cárcel de Coyhaique desde el jueves pasado hasta ayer lunes, cuando se informó del desestimiento de Fiscalía. “El jueves debió ser ingresada a la sección femenina de la cárcel de Coyhaique porque se amplió el plazo de detención hasta el viernes – explicó la defensora pública –  y dado que en audiencia del viernes fiscalía presentó apelación verbal a la decisión del juez de garantía de decretar como cautelar el arresto domiciliario total, porque ellos solicitaban la prisión preventiva, es que debió permanecer en la cárcel hasta el pronunciamiento de la Corte de Apelaciones, lo que finalmente no fue necesario”, comentó Oriana Macías Correa .

Cabe recordar que SACG está imputada por el parricidio de quien fuera su pareja y a quien denunció dos veces en los últimos 12 meses por violencia intrafamiliar. La primera denuncia data de septiembre de 2019 y la segunda de mayo pasado.

El día de los hechos, su ex pareja tenía prohibición de acercarse a ella y orden de abandonar el hogar común.

La defensora pública sostiene que su representada actuó en legítima defensa, ya que durante cuatro años fue víctima de violencia intrafamiliar psicológica y física, “actuó en legítima defensa ante una nueva agresión en contra de su vida, por parte de quien fue su conviviente”, comentó.

Cabe señalar que la mujer no tiene antecedentes penales.